domingo, 27 de mayo de 2012

El largo adiós


Nena,
esta canción es para vos.
Ahora,
que se ha fugado el dolor.
Quiero,
decirte lo que queda.
Vamos,
todo lo bueno que pasó.
Sonrío,
al ver tu mano de otra mano.

Es porque siempre te querré,
es porque siempre te querré.

Nena,
tu camino ya se abrió.
Ahora,
que te veo desde acá.
Quiero,
un abrazo fraternal.
Vamos,
el amor se evaporó.
Sonrío,
pues el llanto me lavó.

Es porque siempre te querré,
es porque siempre te querré.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Buscando el cielo

Nena,
todavía no te diste cuenta
que estás perdiendo el tiempo
con quien te absorbe?
Mujer,
no comprendiste
que te estaba invitando
a la vía láctea?
Acaso el temor,
se apoderó
de tu ser
para no saber quién sos?
Bien,
aquí no hay un macho
de los de antes
que la van de guapos.
Sabelo,
mi mano busca tu mano
para caminar sin rumbo,
hasta que despeguemos.

lunes, 21 de mayo de 2012

Manija

La chatura absoluta,
meseta artificial bien apisonada,
de polvo marrón claro.
Una idea,
trescientas energías,
en movimiento simbólico.
Entusiasmo de tambor,
recuerdo de otra vida,
ya sin látigo en la espalda.
Un escalón,
vuelta entera circular,
y un sobreviviente.
Gato Negro,
siete días bajo tierra,
lo mismo que Dios para crearla.
Noches frías,
leña al fuego y disco verdulero,
calor humano.
Palas mujer,
hombres pico,
generando amor.
Días manija,
como perros
buscando un hueso.
Batuque,
fotografías del horno,
música dominguera.
Fiesta popular,
colores vivos,
seres renaciendo.
Otro escalón,
otro más y el suelo,
limpio de dolor.
Tres semanas,
para reencarnar,
en Anfiteatro.
La idea fija, bien manija,
que no se comprende,
y se podría hacer, hasta el fin de los tiempos.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Una gota es suficiente

Ayer estuvo buenísimo a pesar de las siete de la mañana, el baño semi apurado y el olvido de la posición ejecentrado del Tai-Chi; el banco que no entregaba dinero, la espera absurda; el pago del alquiler con dinero prestado; las nueve horas de oficina con su presión monetaria y el puto ocho de tres con ochenta y cinco. Ayer estuvo buenísimo porque llegué al Anfi con mi guitarra, la que se enchufa y que pierde la afinación más rápido de lo que deseo, y te vi sonreír y nos abrazamos sonriendo. Estuvo buenísimo a pesar de que tenías que irte a ver a tu hermanita y no podías venir a tocar con nosotros, digo tocar como diría jugar, o por qué no, jugar tocando. Claro que entendí tus razones. Y nos fuimos para la sala, y adiós nochecita mientras caía el sol. Luego nos veremos, pensé. Se armó un trío medio rock, medio funk, y le dimos rosca, yo un poco menos que los otros dos que le hacían al bajo y la bata con una polenta envidiable. Los corría de atrás, a veces los alcanzaba y era fantástico. Minutos, tal vez segundos, de eternidad. Luego llegó gente y pintó más jazzeado el asunto, el mismo juego de tocar, así de divertido, siempre corriendo detrás, siempre sintiendo la eternidad bajo la piel. Vos estabas con esa gente pero yo no podía dejar la viola, a parte me agarra el mal del cagón, viste como es. Ayer estuvo buenísimo! Vos asomaste tu cabecita para decir adiós otra vez, y pensé que ese adiós me saludaba como si ya todo estuviera asumido, aunque nada está dicho. Para qué, de todos modos. Supongo que algunas cosas se notan en el aire, aromas, miradas, sonrisas, deseos. Supongo también que no sé nada de lo que está pasando, cómo saberlo si nunca había sucedido así? Volví al Anfi luego de la tocada lúdica creyendo en ese pensamiento de que volverías, esperé por vos como tres horas pero nunca volviste. Y qué, ayer estuvo buenísimo por dos o tres minutos, acaso no basta eso para un día?   

martes, 15 de mayo de 2012

Platense

No comprendo
El por qué de tu nombre.
A pesar del río
Que lava tu orilla.
Dicen que estás
Dividida por el fútbol,
Las diagonales,
Que se yo.
El día y la noche
Te parten en dos.
La vejez camina de la mano
En limpias calles sin nombre
Bajo un sol lluvioso,
Creador de arcoíris.
La juventud deambula
Por las blancas noches
Entre bares y fiestas del amor,
Simulando facultades.
El día y la noche
En el bosque copulan.
Ahora tal vez comprenda,
El por qué de tu nombre,
Moneda en el aire
Con dos caras y este canto.

lunes, 14 de mayo de 2012

Los ocultos

Tu mirada se perdía
en el horizonte
de la noche.
La mía enfrente tuyo
buscaba tus ojos,
y creo que sonreímos.
La otra noche te soñé
después de la cena,
nos besamos como nunca.
No logro distinguir
la realidad
cuando sueño con vos.
Porque sueño despierto,
hasta dormido,
que caminamos juntos.
Todavía no te lo dije,
me abruma la timidez,
y el aire escasea.
Estás oculta en la noche,
yo detrás del espejo,
te invito a descubrirnos.
Y si resulta que tu vuelo
busca otro cielo,
entonces seré luna
para verte danzar.

domingo, 13 de mayo de 2012

La semillita

Ahí adelante veo una luz blanca que nos está invitando a seguirla, incierta como un pedazo de futuro, desconocida por la humanidad toda. Es el camino que se abre como se abrieron aquella vez las aguas en manos de un hombre llamado Moisés. En ese moisés tal vez nos acunaron y ahora que estamos creciditos somos nosotros quienes abrimos las aguas o la tierra para filtrarnos en un nuevo aire, éste que estamos respirando y huele a nuevo ser. No quiero decir que la acción en el Anfiteatro es algo pequeño, y de todos modos el tamaño físico es un detalle que a nadie le importa. Acaso el Planeta Tierra no es una pequeñez observado desde Neptuno? La semilla de un Baobab es del tamaño de un maní, un porotito que luego de cientos de años se transforma en un árbol grande como una casa. Así se pueden citar miles de ejemplos que no vienen al caso. Lo que sucede hoy es la acción directa por lo que queremos, el Anfi es una semilla más en este gran bosque humano que ya no cuenta con un marco de referencia de eras pasadas, la mirada está puesta en esa lucecita blanca en el horizonte que alberga un "mañana es mejor" y un hoy mismo es mejor. Nos esperan los errores a la vuelta de la esquina para abrazarnos con sus enseñanzas eternas. Nuestros miedos son los nuevos guías con los que debemos amigarnos, amigarnos para no sufrir de violencia por miedo, especialmente esos miedos por lo deconocido, que son casi todos los miedos existentes. Sé que la estamos viendo mientras caminamos a ciegas, intentando sacarnos el maquillaje con el que nos han impregnado durante tantos años. Sé que nuestra acción es parte de un todo que está en movimiento dentro nuestro y de tantos otros seres desperdigados por el mundo. Algunos podrán llamarle "banana cósmica", "nueva era" y tantas otras cosas, lo cierto es que con o sin nombre, algo está pasando con nuestra semilla y es posible que la luz blanca sea el brote que nace de ella para llevarnos a un nuevo cielo.

lunes, 7 de mayo de 2012

Corazonada

En la clara incertidumbre
                       de saber
        si tu corazón
está latiendo como el mio.

No lo se

El tiempo se comé al tiempo,
el homo matando al sapiens
mientras surge un universo
de dudas e incierta existencia.
Camino detrás de mis pasos,
de soleadas noches
entre amaneceres lunáticos,
buscando mi sombra.
Destellos de luz
se filtran por las ramas,
esqueléticas formas,
seres transparentes.
Ya no existe el color,
la creación nos pertenece,
lo que ha sucedido se redondea
buscando un mañana.
Pareces perdida,
girando sin eje,
próxima al espacio,
aturdida de espanto.
El núcleo está por parir
un todo junto,
con el cordón
asfixiando nuestro cuello.
Me entrego a la muerte,
humilde ofrenda,
bajo el deseo,
de sentir tu sonrisa.